La gran dama de las ultras francesas se disputa este fin de semana y será la más larga de la historia

Es uno de los ultratrails más antiguos del mundo y el que reúne toda la épica del trail. Frío, nieve, hielo y barro a lo largo de los ochenta kilómetros, nocturnos, de la Saintèlyon.

0

El ultratrail más antiguo de Francia, el gran clásico pre-invierno, llega un año más fiel a su leyenda en una edición que, con 81 kilómetros de recorrido, será la más larga de la historia. La serpiente de frontales nuevamente iluminará la noche en un trazado que une las localidades de Saint Etienne y Lyon. Una carrera mágica pero dificultada por las temperaturas negativas, el frío, la nieve, el hielo y el barro. La SaintéLyon 2018 confirma su estatus de evento muy popular, una cita de culto de fin de temporada, y continúa ejerciendo un poder de atracción particular para la élite y para el popular.

Con 81 kilómetros de longitud y 4000 metros de desnivel acumulado no es una ultra complicada sobre el papel. Sin embargo las condiciones meteorológicas y la noche la hacen tremendamente exigente. Si a ello le añadimos la épica y la historia de una prueba que en Francia es religión, la Saintélyon es una de esas carreras en las que se debe participar al menos una vez en la vida.

Hoy en día nos parece lo más normal del mundo participar en una carrera de 80 Kms. Que sea nocturna, en las puertas del invierno y con altas probabilidades de nieve y bastante frío no es algo que nos sorprenda tampoco excesivamente. Pero en 1951, cuando  a los clubs ciclistas Etienne y Lyonnais se les ocurrió unir a pie Saint Etienne y Lyon como una forma de mantener la forma en los meses de invierno no se imaginaban que, sesenta y cinco años después, 17000 corredores tomarían la salida en una de las pruebas más míticas del mundo: la Saintélyon.

Como curiosidad, en aquella primera edición de 1951 no estaba permitido correr, se descalificaba a los que lo hacían. Algo que se mantuvo hasta 1977, con el primer “boom” de lo que entonces llamábamos jogging :).

Sesenta y cinco años dan para mucho. Y en una prueba con unas condiciones tan duras, la naturaleza juega un papel fundamental. En 1990, espesores de 70 cms hicieron que se tuviera que suspender, llegando a meta sólo 80 participantes que se mantuvieron en carrera. Como si de un imán se tratara, la épica de estas condiciones ha hecho aumentar en los últimos años las inscripciones a un nivel vertiginoso: Tres mil en el 2001, cinco mil ochocientos en 2005, diez mil cinco años después hasta llegar a los 17000 que tomarán la salida la medianoche del sábado al domingo.

Pic: Gilles Reboisson

Hablar de la Saintélyon es hacerlo de la carrera más francesa en el sentido más amplio de la palabra. Más que el UTMB y, en cuanto a sentimientos, al nivel del Grand Raid Réunion. Una carrera hecha por y para los franceses, lo que se traduce en un 95% de inscritos procedentes del hexágono. Los favoritos, por lo tanto, son casi todos franceses.

Emmanuel Meyssat busca la triple corona

Un nombre destaca sobre todos los demás, el de Emmanuel Meyssat. Vencedor en las dos últimas ediciones, es un gran especialista en este tipo de pruebas. Su victoria en el Ecotrail de París este año así lo atestigua. Es el hombre a batir.

Thibaut Garrivier, que comenzó la temporada con un tercer puesto en Transvulcania, será uno de sus principales rivales, más todavía cuando conoce al detalle el recorrido. Alexandre Mayer, que ya sabe lo que es pisar el podio y Tony Moulai serán otros de los nombres a seguir en una lista de inscritos en la que también sobresale el británico Andy Simonds.

Sylvaine Cussot sueña con un triunfo largamente perseguido

Si hay una mujer que conoce el recorrido y siente la Saintélyon como propia, esa es Sylvaine Cussot, que ha acumulado posiciones en el TOP5 desde 2013 y a la que solamente le falta coronarse en lo más alto del podio. La baja a última hora de Caroline Chaverot la convierte en la gran victoria al triunfo final. 2018 tiene que ser, al fin, el año de la victoria para ella.

Obviamente, 2018 no ha sido el año de Caroline Chaverot. Tampoco lo fue 2017 y pudo endulzarlo con la victoria en Saintélyon. Esta temporada, su objetivo era el mismo, la Saintélyon aparecía como la tabla en la que salvar un año para olvidar pero finalmente no estará en la salida de Saint Etienne.

Clare Mougel, que ha realizado un muy 2018 y la rusa Alexandra Morozova son otras aspirantes a la victoria en Lyon.

La Saintélyon 2018 comienza el sábado uno de diciembre a las 23:30.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.