Un medio global especializado en Trail Running

El Marathon des Sables cruza su ecuador en la etapa ultra

Los marroquíes Aziza Raji, en la categoría femenina, y Mohamed El Morabity, en la masculina, lideran la clasificación del Marathon des Sables en una de las ediciones más calurosas que se recuerdan hasta la fecha en la que se han registrado máximas de 52,5ºC.

Fotografía: Marta Bacardit
0 260

Un calor abrasador ha sido la tónica dominante los tres primeros días, sumando más de 100 km, de la 35ª edición de la Marathon des Sables. Temperaturas de hasta 52,5º han tenido que soportar los corredores en unas etapas iniciales que han resultado mucho más selectivas de lo previsto dejando fuera de carrera a 39 deportistas el primer día y 89 el segundo.

De hecho, en la segunda etapa disputada el 4 de octubre de 32,5 km en la que se pasaba por la zona de dunas de Erg Chebbi se registró un fallecimiento por parada cardíaca de uno de los deportistas. Cabe destacar que los compañeros que le atendieron dieron el aviso a través de la baliza de seguridad Spot que llevan todos y cada uno de los deportistas. En 10 minutos el equipo médico llegó al sitio dónde se encontraba el corredor y procedieron al masaje cardiaco que no logró su reanimación.

Tras dieciocho meses de descanso debido a los aplazamientos Covid, los casi 700 valientes que volvieron a colocarse en la línea de salida de la Marathon des Sables no esperaban que su travesía por el sur del Sahara marroquí, a lo largo de 250 km en7 días y 6 etapas, vivirían una noticia tan dura. En estos 7 días han estado viviendo la magia y a la vez la crueldad del desierto en todas sus formas: llanuras pedregosas, lagos secos y las inmensas dunas de Erg Chebbi en Merzouga. Cada mañana se reúnen los participantes en la salida alrededor de las 8 de la mañana y en un ambiente festivo y bajo el “Highway to Hell” de los ACDC se parte hacía la inmensidad del desierto. Pero la tercera etapa del día 5 de octubre empezó el día con todos los contendientes guardando un minuto de silencio por el corredor fallecido y marchando los primeros metros andando envueltos en la canción “Noche Reversible” del grupo español Love of Lesbian cuyo batería, Oriol Bonet, está participando en el evento y es amigo del creador de este evento, Patrick Bauer.

Fotografía: Marta Bacardit

Aziza Raji participa por tercera vez en el MDS, en la edición anterior consiguió meterse entre los 30 primeros clasificados y este año empieza con más fuerza que nunca con el objetivo de superar el sexto puesto conseguido hace tres años en la 33º edición. En estas tres primeras etapas consigue liderar la clasificación femenina y ocupar la 21º posición en la clasificación general.  Las siguientes posiciones de la clasificación las ocupan la francesa Aicha Omrani, la japonesa Tomomi Bitoh y la marroquí Hassna Hamdouch, quienes luchan en cada etapa por recortar minutos a sus oponentes.

Rachid El Morabity comenzó el MDS entre los más de 600 competidores y logró llegar al final de la primera etapa en cabeza, seguido por su hermano Mohamed, quien en las dos etapas posteriores ha sido capaz de recortar los diez minutos que le separaban de este y colocarse en el primer puesto de la clasificación. Tan solo dos segundos después de Rachid, Aziz Yachou, logra el tercer puesto en la clasificación general tras estas primeras tres etapas, seguido muy de cerca por los franceses Mathieu Blanchard y Merile Robert.

Los primeros clasificados españoles hasta el momento son Omar Dris, quien ha conseguido colocarse entre los 20 primeros corredores tanto en la segunda como en la tercera etapa, con una actual 17º posición en la clasificación general, y Toni Marín, perteneciente al club de las 5h de Lleida, quien actualmente ocupa la 64º posición tras la tercera etapa.

La deportista española diabética Bea García lucha por clasificarse entre las primeras 60 corredoras y logra una 61º posición en la clasificación femenina en la primera etapa y una 62º posición en la segunda etapa. A pesar de las temperaturas extremas y de incluso superar los 50ºC, lo más difícil para la ultrarunner es cargar con la mochila a lo largo de los largas kilometradas de cada etapa debido a los medicamentos que necesita, “ni los kilómetros, ni las dunas, ni el calor, lo peor es el peso”.

El batería de Love of Lesbian,Oriol Bonet, y el terapeuta deportivo Miguel Ángel Domínguez, logran superar con éxito las tres primeras etapas y clasificarse en las posiciones 282º y 283º. Por su parte, la deportista de movilidad reducida Raquel Domínguez Martín tuvo que abandonar en la tercera etapa.

La reina de todas las etapas de la Marathon des Sables es siempre la “larga” que esta edición además y por primera vez ha sido secreta. La ruta, que finalmente suma 82,5 km, se facilitó a los competidores la noche antes de la salida. Se trata de un trazado en el que se atravesarán dos jebels (montañas mezcla de duna y piedra), dos lagos secos o oueds y cuatro zonas de dunas de variado tamaño. El tiempo máximo de esta cuarta etapa que dura dos días es de 30 horas, aunque se espera que los primeros la cubran en unas 8 horas. Sin duda, una etapa que depara muchas sorpresas y una gran dosis de esfuerzo a los participantes.

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.