Transvulcania 2017. Un guion digno de una superproducción de Hollywood.

Tim Freriks irrumpe en el olimpo de los dioses palmeros. Ida Nilsson imparte una clase magistral.

2 1.461

Transvulcania llegaba, un año más, fiel a su cita de mayo. La novena edición de una prueba consolidada en el calendario Skyrunning y con un cartel en el mercado internacional que no deja de crecer año a año. Una novena edición que además hacía un guiño a los orígenes de la Isla de La Palma, recordando la cultura aborigen de la Isla. Con los 3600 dorsales de todas las distancias completados, el éxito a nivel de corredor popular era un éxito ya antes de que llegara la semana de la prueba.

A nivel de corredores élites la carrera venía marcada por la cercanía de los Campeonatos del Mundo del próximo 10 de junio y, especialmente en el caso español, por la norma de la RFEA para los seleccionados que les impedían participar en la Ultramaratón. En muchos casos a su pesar y dejando huérfana a la distancia reina de nombres como Luis Alberto Hernando, Gemma Arenas, Dani García o Azara García.

En cualquier caso el espectáculo estaba asegurado y, seguramente, la victoria quedaba más abierta que nunca anticipando una Transvulcania en su distancia ultramaratón sin un claro favorito y una carrera rápida. Un guion que se cumplió a la perfección y que, al más puro estilo hollywoodiense, vio nacer a una estrella.

El Faro de Fuencaliente apuntaba al estadounidense de Hoka One One Hayden Hawks como uno de los grandes favoritos junto a Pau Capell, Nicolas Martin, Xavier Thevenard, Ludovic Pommeret y Zaid Ait Malek. Nombres a tener en cuenta a los que dos medios, Territorio Trail y Trailrunningreview, unían el de un desconocido, Tim Freriks.

Hawks impuso de salida un ritmo infernal acompañado de Freriks, el amigo inesperado, moviéndose en tiempos de récord de la prueba y ampliando distancia con el grupo de perseguidores del que muy pronto se cayó Pau Capell siendo los tres franceses los que completaban el quinteto de cabeza.

Los comentarios en las redes sociales durante Transvulcania no apuntaban hacia quién de los dos norteamericanos entraría primero en Los Llanos de Aridane. Las apuestas iban encaminadas al kilómetro en el que, como Sage Canaday en sus tres participaciones en Transvulcania, serían alcanzados y rebasados. Para Hayden Hawks los problemas comenzaron en el ascenso al Roque de los Muchachos. Para Freriks, nunca.

El avituallamiento del Roque vio pasar primero a Tim Freriks seguido de un Hawks que comenzaba a padecer y al que Ludovic Pommeret estaba a punto de alcanzar. Martin y Thevenard todavía mantenían opciones de podio pero la distancia con la cabeza hacían casi imposible engancharse a la victoria. Era también el momento en que Zaid Ait Malek, decimotercero al paso, comenzaría su endiablado descenso.

Pasaban cuatro minutos de la una de la tarde cuando Tim Freriks, que no pertenece a ningún equipo, y que corrió con zapatillas de asfalto y ropa de Adidas de temporadas anteriores, cruzó la meta de Los Llanos de Aridane, escribiendo una de las historias más increíbles de nuestro deporte. Ludovic Pommeret fue segundo y Zaid Ait Malek recuperó diez posiciones en el descenso y el tramo final para conseguir un muy merecido puesto de podio.

En categoría femenina la sueca Ida Nilsson realizó una Transvulcania de manual, repitiendo el triunfo del 2016 y liderando la carrera de principio a fin destacando además su 17ª posición scratch. Anne Lise Rouset repitió puesto de podio que completó Hillary Allen.

Transvulcania 2017 fue retransmitida en streaming en directo desde la web oficial de la carrera, con los comentarios del Equipo de Territorio Trail Media.

 

 

También podría gustarte Más del autor

2 Comentarios

  1. mauri dice

    hola, le quiero mandar un besito a abel

  2. exportmt dice

    E ‘interessante. Tell me, ti invitiamo – dove posso trovare maggiori informazioni su questo argomento?
    exportmt

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.