Saintélyon. Una de esas pruebas en las que hay que participar una vez en la vida.

Saintelyon es nieve, es hielo, es frío, es barro. La decana de los ultras es un auténtico fenómeno de masas en Francia, un campo de batalla donde se cita la épica en una aventura que comienza a medianoche y que se ha convertido en lugar de culto. Una de esas carreras en las que hay que participar una vez en la vida.

0 237

Hoy en día nos parece lo más normal del mundo participar en una carrera de 75 Kms. Que sea nocturna, en las puertas del invierno y con altas probabilidades de nieve y bastante frío no es algo que nos sorprenda tampoco excesivamente. Pero en 1951, cuando  a los clubs ciclistas Etienne y Lyonnais se les ocurrió unir a pie Saint Etienne y Lyon como una forma de mantener la forma en los meses de invierno no se imaginaban que, sesenta años después, 14000 corredores tomarían la salida en una de las pruebas más míticas del mundo: la Saintélyon.

Como curiosidad, en aquella primera edición de 1951 no estaba permitido correr, se descalificaba a los que lo hacían. Algo que se mantuvo hasta 1977, con el primer “boom” de lo que entonces llamábamos jogging :).

Sesenta y dos años dan para mucho. Y en una prueba con unas condiciones tan duras, la naturaleza juega un papel fundamental. En 1990, espesores de 70 cms hicieron que se tuviera que suspender, llegando a meta sólo 80 participantes que se mantuvieron en carrera. Como si de un imán se tratara, la épica de estas condiciones ha hecho aumentar en los últimos años las inscripciones a un nivel vertiginoso: Tres mil en el 2001, cinco mil ochocientos en 2005, diez mil cinco años después hasta llegar a los 14000 que tomarán la salida la medianoche del sábado al domingo del fin de semana del 2 de diciembre. Todavía hay dorsales disponibles si alguien está interesado.

Saintelyon es nieve, es hielo, es frío, es barro. La decana de los ultras es un auténtico fenómeno de masas en Francia, un campo de batalla donde se cita la épica en una aventura que comienza a medianoche y que se ha convertido en lugar de culto. Una de esas carreras en las que hay que participar una vez en la vida.

72 Kilómetros nocturnos, la distancia que separa Saint Etienne de Lyon, con 1800 metros de desnivel positivo son los datos de la prueba reina, complementada con otras dos distancias de 44k y 22k. Entre medio, 5 avituallamientos y 15 horas de tiempo máximo para completarla.

Como en 2014, cuando Raúl Leorza y Alfonso García completaron la distancia acompañados de Luis Arribas, en 2017 también habrá representación de Territorio Trail Media. Será nuestro colaborador David Sánchez Haro quien se desplazará a Lyon para participar y contarnos desde dentro cómo es la mítica Saintélyon.

Este es el video resumen de la edición 2016:

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.