Nahila Hernández buscará este verano la Triple Corona de las 200 millas

Hablar de Nahila Hernández es hacerlo de la, sin duda, ultrafondista latinoamericana más importante. Los 4 Deserts, el Marathon des Sables o la Badwater son algunas de sus conquistas entre las que destacan también proyectos personales como el cruce del Desierto de Atacama. En 2018 se ha propuesto completar la triple corona de las doscientas millas que se organizan en Estados Unidos: Bigfoot 200, Tahoe 200 y Moab 200.

0

 

Acostumbrada a realizar grandes y complicados retos, ¿cómo nace la idea de la Triple Corona de las 200? 

Fue casual y no. El año pasado al ser cortada en el Spartathlon por lesión, mi plan original fue intentar clasificar de nuevo para el spartathlon 2018, sin embargo sucedieron una serie de eventos familiares, profesionales y el hecho que decidí no operar las roturas de labrum de ambas caderas, que me indicaron que era mucho mas sensato hacer otro proyecto, preferentemente en USA por mi  trabajo y por economía.

Así es que eso aunado a que ya conocía la existencia del evento y que es del tipo que me va a desafiar mas allá de todo mis límites. Conversé con Andrea Lopez, una corredora chilena que el año pasado hizo dos de esas carreras, revisé la información de carrera, me metí a ver los videos e imágenes. Asi terminé por convencerme de intentarlo, pues reúne muchas de las caraterísticas que me importan al elegir un desafío: recorrer lugares que no conozco,  territorios complejos y emblemáticos del entorno natural de los Estados Unidos, carreras que no se si seré capaz de terminar, distancias que nunca he corrido en esa modalidad y la posibilidad de compatibilizarlo con mi trabajo y los tiempos de mis hijas.


Para nuestros lectores, ya completar una cien millas es algo excepcional. ¿De qué forma se afronta una carrera de 200 millas?

Lo primero que hay que saber es que en este caso el formato está un poco predefinido por la organización, con límite de tiempo de 105 horas las dos primeras carreras y 112 horas en la última, puestos especificos para dormir, comer, etc…Después de ello, la altimetría y complejidad del terreno de cada carrera inciden en la estrategia. Lo mas importante para mí, en el caso especifico del Grand Slam, no estamos hablando de una carrera de 200 millas, sino mas de 1000 kilometros en menos de 3 meses y en ello es lo que debo pensar al momento de abordar cada una. El faro es llegar lo mas entera posible a la última que por lo demás es la mas corrible por el terreno, pero también la mas larga (386 kilómetros). Big Foot es la mas montañosa, por lo tanto es  altamente probable que me tome el límite de horas para tener el menor desgaste posible ya que al mes siguiente viene Tahoe que entiendo que tiene bastantes zonas trotables y vistas espectaculares. Ahí trotar y diluir la mente con el entorno. Moab, llegar a dar el resto. Básicamente es diferente a si hiciera sólo un 200 millas.

En términos tácticos, como preparar un 200 millas? Partiendo la carrera en tramos desde el análisis  del terreno y las condiciones de cada tramo. Asumiendo que habrá un declive importante en el desempeño yo lo que haría es tirar un primer 100 millas lento, en unas 36 horas, descansar y de ahí seguiría partiendo las siguientes 100 millas en tramos más cortos dependiendo de mi estado general. La experiencia me indica que lo mas importante es poder adaptarte a lo que va presentándose sin frustración y sin descuidar NUNCA las alimentación, hidratación y descanso.

Y por si 200 fueran poco, vas a completar tres similares en menos de tres meses. ¿De qué forma se habitúa al cuerpo?

Creo que el aprendizaje del cuerpo y la mente son la clave del desafío. Tengo claro que va a haber un nivel de desgaste importante con altísimo riesgo de lesión. 340 kilómetros non stop no se recuperan en un mes en ningún sentido. Pienso que entre carrera y carrera lo único que haré será descansar deportivamente hablando, porque la vida real continua.  Tratar de dormir lo mas que pueda, atender dolencias, comer bien y algo de Yoga para trabajar la mente, visualizarme, concentrarme y enfocarme en lo que sigue.

 

Bigfoot 200 en el estado de Washington, Tahoe en California (y Nevada) y Moab en Utah. Tres escenarios muy diferentes, sobre todo el último. ¿A cuál te adaptas mejor?

Creo que Tahoe será la mas noble, hablando del medio, ruta, etc…Sin embargo, en términos competitivos reacciono bastante bien a los ambientes desérticos. Como son 3 eventos, la adaptación va a depender mucho de como sea capaz de asimilar la carga y la capacidad de recuperación que tenga. Las condiciones propias del lugar y terreno pasan a 2do nivel, que no significa que no sean importantes. Cuando estamos hablando de estas distancias,  en los lugares concretos que se realizan (no son grandes montañas o climas muy extremos, etc…) con tan corto tiempo entre ellas, un poco da lo mismo y la clave estará en el manejo integral de la acumulación de carga.

El 2017 no fue todo lo bueno que esperabas debido a una lesión. ¿En qué estado de forma llegas a la triple corona?

Pues efectivamente, el año pasado tuve varias lesiones de las cuales me estoy recuperando y otras decidí asumir no mas… No estoy al 100% pues tengo ambos labrum de cadera rotos y tuve la re-rotura de los rectos abdominales que me tuve que operar en diciembre. Fue un procedimiento con robot, por lo tanto fue de mínimo  acceso, pero igual una cirugía grande por dentro. Estoy llegando a la triple corona en proceso de recuperación activa de las lesiones. Sé que no estoy lejos ilesa, pero siento que puedo sacar el proyecto adelante.


¿De qué manera vas a afrontar el desarrollo de las pruebas? ¿Carrera a carrera o enfocándolas como un todo de 600 millas?

Para mi, el evento es un todo y el meollo está en dosificar el uso de mis recursos físicos y mentales. Luchar por llegar lo mas lúcida y entera posible en Octubre, con la motivación original, descansando lo mas posible entre carreras.Está claro que mientras participas en Bigfoot tu mente no podrá evadirse de que es sólo una parte de un gran objetivo.

Así es. Afortunadamente ya lo he vivido cuando hice el Grand Slam de los 5 continentes y el World Marathon Challenge en 2017. La dosificación y concentración en el objetivo mayor son claves, aunque es normal que el entorno competitivo tienda a jalarte y es difícil desconectarme de esa situación, pero necesario.  Creo que lo manejo razonablemente bien. Por ejemplo el año pasado cuando hice los 7 continentes yo estaba corriendo 50 kilómetros cada día y el resto de las chicas corrían 42. Pude mantenerme en 3 lugar casi hasta el final pero llegó un punto en que sabía que si empujaba más arriesgaba mi proyecto. Así que elegí terminar bien los 350 kms. Es difícil no caer en la tentación de salir a matar, pero tengo claro que no lo puedo hacer, seria una estupidez.

Tu participación además tendrá un componente solidario. ¿Cuál es?

Llevo muchos años trabajando con World Visión como embajadora, es una ONG que está en muchos países y funciona a través del apadrinamiento de niños y proyectos focalizados en las necesidades locales. En este caso, en el contexto de que las carreras son en USA encontramos una oportunidad particular para abordar el tema de la migración infantil que es un problema gravísimo mundial y tan vigente justo en estas fechas. Lo vive Europa, los países del Medio Oriente, Africa, USA,  México: TODOS. Creo que la migración es una experiencia que debe ser voluntaria, no desesperada y claramente un niño no tiene la capacidad de tomar ese tipo de decisiones. A mi me toco vivirlo y, guardando las distancias,  puedo dimensionarlo porque yo migré sola a los 18 años. En ese momento, pensé que la decisión fue sensata, pero ahora a la distancia me doy cuenta que los riesgos fueron altísimos y los costos también. La idea es hacer algunas dinámicas en redes sociales y algunos medios para atraer la atención de la sociedad civil hacia este tipo de fenómeno, propiciar mecanismos para que la gente se involucre en lo que está pasando con la migración infantil.

Háblanos un poco de tus planes de viaje. ¿Permanecerás en USA los tres meses o volverás a casa entre carrera y carrera?

Vuelvo a casa después de cada carrera, regreso a retomar mis labores de madre y trabajar. Se que va a ser crítico en el impacto y desempeño, pero es lo que hay. Espero que todo salga bien.

Finalmente, ¿se podrá seguir tu evolución?

Cada carrera se podrá seguir en vivo. Todos los corredores iremos con un accesorio satelital obligatorio. En mi caso con In Reach. Podrán ir viendo en que punto del cerro decidir acostarme a dormir jajajajaja. También en redes sociales iremos subiendo información lo mas actualizada posible, por supuesto si la señal y la evolución del evento lo permite.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.