La etapa reina de la Pyrenees Stage Run lleva a los participantes a Andorra

La Etapa reina en la Pyrenees Stage Run ha llevado a los corredores de Puigcerdà en Encamp (Andorra), después de 2500m de desnivel positivo.

0

Etapa reina en la Pyrenees Stage Run, la jornada del martes 4 de septiembre ha tenido un recorrido de 47km que han llevado a los corredores de Puigcerdà en Encamp (Andorra), después de 2500m de desnivel positivo. La etapa más larga de la PSR ha comenzado dejando la llanura de la Cerdanya atrás hasta llegar al refugio de Malniu donde ha comenzado la alta montaña, pasando por la Portella d’Engorgs, la Cabaña de Esparvers y el Coll de la Illa.

La entrada a Andorra ha sido increïble: los corredores han bajado por el espectacular Valle del Madriu-Perafita-Claror (Patrimonio Mundial por la UNESCO) hasta el lago de Engolasters, antes de encarar un descenso de vértigo hasta la línea de llegada en Encamp.

Los corredores han hecho los últimos kilómetros bajo la lluvia y la única baja ha sido el equipo Team Argentina, que se ha retirado.

Entre los equipos femeninos, los resultados de la tercera etapa muestran la alta rivalidad entre las mujeres para que cada equipo ha ganado en una jornada diferente. En esta tercera etapa, el equipo ganador sido Mendikoloreak, integrado por Igone Campos y Ainhoa Lendinez y con un tiempo de 8h y 46min. La Sportiva-Mountain Medics, formado por Mirjam Steunebrink y Martine Hofstede, ha hecho un tiempo de 9h y 12min, quedando en segunda posición. Y la tercera clasificación del podio es para The Two: Iva Baronova y Adela Bodiova (9h 34min).

El primer mixto ha completar la etapa ha sido Trota Cims: Harriet Kjaer y Gerard Martínez han hecho un tiempo de 7h y 24min. En segunda posición, TJ Packa Praha Trailpoint, formado por Kristyna Hajkova y Filip Saidl, ha necesitado 7h y 43min para completar la etapa. Y la tercera posición por equipos mixtos lo ocupa Team Awesome: Linda Hildenes Y Christian Hildenes han hecho un tiempo de 7h 59min.

Respecto a los hombres, el equipo vencedor de la etapa ha sido BiFree: integrado por Albert Cot y Marc Serra, que han hecho un tiempo de 6h y 29min. El segundo equipo masculino en cruzar la línea de meta ha sido Axkoitiarrak, con Imanol Aleson y Ixaka Oñederra y 6h 43min. Y el tercer clasificado del puedo es Tuga Active Wear, el equipo formado por Dario Jose Dorta Bella y Javier Rodríguez (7h 45min).

Hoy corredores afrontarán la etapa más corta de la PSR, «sólo» 20km, pero con 1900m de desnivel positivo que harán las delicias de los corredores atravesando los valles de Andorra de Encamp en Arinsal.

Crónica personal del Equipo de Territorio Trail Media, por David Sánchez.

La etapa reina de la Pyrenees Stage Run no dejó indiferente a nadie. Los corredores hemos llegado a meta con los ojos llenos. La belleza de los lugares por donde hemos pasado se pierde en su descripción o en las imágenes captadas por móviles o cámaras. Los bosques cerrados de senderos serpenteantes, prados de altura en la Cerdanya que se perdían en el horizonte, cumbres todopoderosas que se elevaban en paredes impresionantes, bajadas rápidas y técnicas, antiguos circos glaciares que hoy son remanso de paz y de pasto. Realmente no sabría con cuál de todas esas cosas quedarme.

Hoy se madrugaba porque había mucho por delante en la etapa más exigente hasta ahora: 47,5km y 2600m positivos. Salida neutralizada por las calles de Puigcerdà para encarar una interminable subida por terreno sencillo hasta el Refugio Malniu. Después de encaraba una ascensión técnica y dificultosa hasta la cumbre del Portella d’Engorgs (2696m) donde ya un sol plomizo caía sobre los corredores. Por primera vez en el día y en su km 25 se empezaba a bajar por campo a través y el GR-11, se reponía fuerzas en uno de los cuidados avituallamientos y de nuevo a subir para salvar el Colllado de l’Ila (2543m) y entrar en territorio andorrano. La bajada hasta Encamp ha sido interminable y disfrutona. Se pasaba de terrenos técnicos de piedra suelta a otros de sendero horadado por el paso de las vacas o pedreras. Las piernas iban notando el paso de los kilómetros y más en la última bajada corta pero muy intensa y resbalosa que llevaba a la entrada del pueblo.

De nuevo la organización ha sabido elegir un trazado para el disfrute de todos los corredores y ellos han respondido disfrutándolo y dejando lo mejor de cada pareja. Deseando ver el regalo de mañana en tierras andorranas.

Ante la etapa que se avecinaba hoy nuestro equipo salió reservando mucho y esperando como iba desarrollando el día. Según íbamos viendo que nos acercábamos a la meta veíamos que podíamos apretar un poquito sin sacrificar piernas para lo que está por venir. Una entrada en meta especial y un masaje te dejan como nuevo para lo que está por venir.

Fotografías: Guillem Casanova

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.