El barro, el frío y la lluvia hacen de la Saintélyon un ejercicio de supervivencia

Las difíciles condiciones meteorológicas llevaron al abandono a la mayoría de los favoritos en una edición en la que la rusa Aigul Mingazova y el francés Guillaume Porche fueron los vencedores.

0

Un año más, y ya son sesenta y cinco, la Saintélyon no defraudó. El ultratrail nocturno que une Saint Etiénne y Lyon respondió a todo lo que se espera de él en una edición en la que el frío, el barro y la lluvia incesante fueron protagonistas.

Y es que, a pesar de las temperaturas suaves al comienzo, la lluvia sin tregua que posteriormente se convirtió en nieve, dejaron los caminos impracticables convirtiendo los senderos en auténticos ríos de barro en los que correr en muchos tramos era complicado no ya sólo correr sino mantener el equilibrio.

Gilles Reboisson

Los abandonos, la nota predominante en la carrera masculina

Cinco nombres lideraban la prueba ene lideraban en Sainte-Catherine, en el km 31:
Guillaume Porche, Thibaut Garrivier, Romain Maillard, Sébastien Goudard y Emmanuel Meyssat, vencedor en las dos últimas ediciones y gran favorito. Sin embargo, un golpe en el muslo le obligaba a abandonar, momento en el que Guillaume Porche se encaramó al liderato y acumuló cinco minutos de ventaja sobre sus perseguidores. Una ventaja que a la postre fue suficiente para llegar a Lyón y cruzar la linea de meta marcando un crono de 6h26′. Porche cerraba un circulo que comenzó aquí mismo hace justo diez años, en la que fue su primera Saintelyon, finalizada en la posición 599.

El podio lo completaron Romain Maillard y el local Thibault Garrivier, que ya fue tercero a principio de temporada en Transvulcania.

Gilles Reboisson

La victoria femenina llegó del este

La ausencia de Caroline Chaverot dejaba muy abierta la prueba femenina. Sylvaine Cussot aparecía como la gran especialista y ella fue una de las que encabezaron la prueba junto a las rusas Mingazova y Mozorova y la local Mougel. Fueron sin embargo Aigul Mingazova y Claire Mougel las que se destacaron en cabeza en un espectacular que tan sólo se decidió en el sprint final, donde la rusa venció con apenas 202 de diferencia con la segunda, cruzando la meta en 7h55′.

La meteo, el aspecto más importante de la Saintélyon, provocó el abandono de muchos favoritos y corredores populares, lo que agranda todavía más la leyenda de la prueba.

Video resumen:

 

Fotografías y video: Gilles Reboisson

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.